sábado, 31 de agosto de 2013

Cerrado por descanso

  


Pues si, cerrado por descanso del personal (osea, de mi), que no por vacaciones, aunque alguna que otra escapada habrá entre medias. Pero el objetivo fundamental de este cierre temporal es descansar del trabajo que supone mantener más o menos actualizados cinco blogs, perdón, seis con este mismo, que ha sido el último en llegar.

Descanso sin obligaciones, sin metas, sin plazos, sin objetivos …… porque bloguear es un trabajo, intenso y placentero, pero un trabajo al fin y al cabo, desde el mismo momento en que supone una inversión y un desgaste de energía, esfuerzo y dedicación.

Y como también hay otros campos que se llevan (o deben llevarse) otra parte importante de mi dedicación (dejando mi trabajo mercenario aparte), como son: la pareja, las amistades, la familia, la casa, otras aficiones y pasiones, etc....,  el resultado es que cuando la balanza se desequilibra, hay que parar para volver a repartirlo todo en su justa medida.

Y sobre todo, porque cuando el cuerpo y la mente piden descanso, hay que escucharles y hacerles caso. Esto es un "vicio", y como en todo vicio, hay que desintoxicarse de vez en cuando, para demostrarle que aquí el que manda eres tú, y no él (jejeje).

Así que, durante varias semanas este blog y los 5 restantes, estarán en stand-by, aunque con el pilotito rojo encendido para quién siga pasando por ellos.

Decía un poeta romano de la antiguedad que cualquier tipo de vida, sin descansos alternativos, no podía ser duradera. Claro que, Walter Scott también decía que descansar demasiado era oxidarse……..

¡Hasta la vuelta en otoño!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por venir!

¡Gracias por venir!